viernes, 14 de abril de 2017

RECORDATORIO RADIOFÓNICO DE LAUREANO BUENDIA A D.BIENVENIDO.

Sirva el post de hoy, curiosamente dia conmemorativo de la II república, para relacionar ésta con el respeto al arte y la cultura independientemente de su procedencia o religión. Un buen ejemplo es que estos dias en algunas ciudades (como Murcia) se puede disfrutar de unos pasos con siglos de historia gracias a los representantes municipales de la última etapa de la citada república.
Hoy os cuelgo un corte de voz del historiador y locutor de Onda Regional de Murcia, que habló ayer sobre los últimos años de la II república en Murcia (hasta el 29 de Marzo de 1939) y de sus figuras históricas Fernando Piñuela y nuestro Bienvenido Santos.
Vaya por delante un agradecimiento a Laureano por sus palabras y hacer de eco a la reivindicación por un espacio al bisabuelo en Murcia. Asimismo apuntar dos cuestiones que desde mi punto de vista podrian aclararse tras escuchar el corto. 1. Yo hablaría, no tanto de suerte, sino más bien de su profesionalidad, ecuanimidad, humanidad y ética de su deber el hecho de que 2 falangistas declarasen a favor de Bienvenido para esquivar la pena de muerte. 2. La pena de 30 años se redujo, tras pasar unos años en la carcel, porque contrajo una grave enfermedad (creo que un efisema pulmonar), que le acompaño durante el resto de su vida, tal como me informa una tia-abuela mia (Lolín, Gracias). Sin más os dejo con el recordatorio que ayer un medio de comunicación le dedicó a mi bisabuelo.


 
Como comentaba al principio, y en contraposición a lo artístico" que el régimen de franco dedicó a la religión católica (me sumo al desagrado visual de la cruz de los caidos), aprovecho para incidir un poco más en las grandes obras que en el siglo XVIII y de estilo barroco realizó Francisco Salzillo y que si tienen la suerte de pasar por Murcia podrán disfrutar de un museo con parte de sus obras  . Otras pueden contemplarlas estos dias entre el gentío de la semana santa; sin yo ser muy devoto de las mismas, reconozco que son de los pasos más impresionantes, en este sentido, que hay en el Estado.

Por último, aprovecho y comparto con vosotros un artículo que me publicaron en el información hace unas semanas. Tiene relación porque habla de la aplicación de la ley de la memoria histórica en diferentes ciudades, sus formas, plazos y aprovecho y recuerdo que, en este asunto, las prisas no son buenas (como ha pasado en algunas ciudades) pero las eternas esperas tampoco. Nota: en mi blog personal esta el artículo entero (http://lluisfalco.blogspot.com.es/ ), puesto que en el diario tuve que reducirlo a 700 palabras.

viernes, 10 de julio de 2009

Ourense recupera la memoria de su último alcalde republicano

En el País de hoy podéis leer la noticia del reconocimiento de la ciudad de Ourense a su último Alcalde republicano, "El Ayuntamiento de Ourense, que preside el socialista Francisco Rodríguez, rescata ahora del destierro del olvido su figura y le rinde homenaje. En el consejo de guerra franquista en el que se resolvió su fusilamiento Manoliño Suárez, un maestro de obras tímido pero emprendedor y muy resuelto, fue acusado de subversión y rebelión, con los agravantes de peligrosidad y notoriedad social. Una hora antes de su fusilamiento escribió a su mujer y a sus hijos una carta que se ha convertido en un testamento personal y político que por primera vez sale a la luz." Su hija ha podido ser testigo del reconocimiento a Manuel Suarez, lider del Psoe y UGT en esta capital galega, a ver si se dan por aludidos los responsables del ayto de Murcia tras ya 8 años de espera desde la primera solicitud por parte de los familiares de Bienvenido...

jueves, 16 de abril de 2009

FOTO DE D.BIENVENIDO SANTOS BORREGO, ÚLTIMO ALCALDE REPUBLICANO DE MURCIA



Nacido en Valdecarros (Salamanca) el 15 de Marzo de 1882
Falleció en Godelleta (Valencia) el 19 de Agosto de 1953

AUNQUE LAS COMPARACIONES SEAN ODIOSAS...Carbonell-Santos

Bien, mientras esperamos la materialización del compromiso del ayuntamiento de Murcia por reconocer los valores de su último alcalde en la II república, llega la ley de la memoria Histórica y con ella nuevas publicaciones y plataformas reivindicando correcciones, exhumaciones, recuperar verdades, ect. Y con ello entre mis lecturas encuentro la terrible historia que experimentaron los últimos combatientes republicanos y refugiados en el puerto de Alicante. Fue el pequeño navío Stanbrook el único que amarro en esos dias en el puerto y que embarcó y recogió a parte de los ya refugiados, más de 2600 personas, de las 20.000 que se estima llegaron al puerto, algunas de las cuales llegaron a suicidarse. Digo que fue el único que embarcó a gente llegada de toda España, porque también había otro barco, el Marítima, de mayor tonelaje (tres veces mayor) y que solo embarco A POCO MÁS DE UNA VEINTENA DE PERSONAS, el teniente coronel Robert, los hermanos Botella (editores del Luchador) y el Alcalde de Alicante Lorenzo Carbonell, todos ellos con sus respectivas Familias ¡¡¡Cómo debieron quedarse las miles de personas, con la tortura y muerte a sus espaldas y que no pudieron embarcar, saber que un barco zarpó de Alicante después del Stanbrook rumbo a marsella con solo poco más de 20 personas!!!, entre ellas el alcalde de Alicante (Me remito al escrito de Luis Deltell a Rodolofo Llopis, que expresa en primera persona esa rabia y frustración). 
Pues bien, durante aquellas últimas semanas de contienda D. Bienvenido salvo del desastre de la guerra bienes culturales como los Salzillos (se tratará en otro capítulo) y seguía con su gestión como regidor, negándose a aceptar exilios, de hecho el último pleno republicano tuvo lugar el 23 de Marzo (poniendo incluso fecha para el siguiente -23 de Junio) en el cual se adhería al Consejo Nacional de Defensa, aunque Franco nunca aceptó las condiciones de paz que negociaba el Consejo (Coronel Casado) para llevar a cabo una rendición republicana. Siguió con las gestiones propias de su cargo como reparación de la plaza de santa Eulalia, revisión de acequias, ect... Así hasta la mañana del 29 de Marzo que le llamaron desde el Gobierno Civil para informarle que ya no era Alcalde de Murcia, y a su posterior pregunta de para qué lo llamaba, le informó Manuel Medina Clares que para que no se personase en las dependencias municipales, esa misma mañana Julio Torres Gascón tomaba posesión como Alcalde de Murcia delante de D. Bienvenido Santos Borrego que practicó un arqueo de Caja de las arcas municipales, como si fuese un acto habitual de trasmisión del mandato edilicio, y se retiro a su domicilio. Tardaron 10 dias en personarse en su casa para juzgarle en consejo de guerra, condenándosele a la última pena, pero que fue conmutada a 30 años de reclusión (algunos falangistas declararon a su favor aduciendo lo correcta y buena persona que era). Tras cumplir unos años de prisión (¿3-5?) se traslado con su familia a Alicante.
De hecho los datos aquí reflejados provienen en parte del libro "Alcaldes de Murcia 1886-1939" y en parte del testimonio de su hija, o sea mi abuela materna, Luisa Santos Lucas.

Aprovecho para lanzar una nueva propuesta con una placa conmemorativa en el puerto de Alicante a todos los refugiados que entre 24 y 29 de Marzo de 1939 malvivieron y sufrieron en el puerto de Alicante.

jueves, 22 de mayo de 2008

NI MEMORIA HISTÓRICA NI RECIENTE POR PARTE DEL AYTO DE MURCIA

A Bienvenido Santos Borrego. Último alcalde de la República en la ciudad.

Como ya comentaba corría el año 2001 cuando comenzó esta odisea demandando por escrito alayuntamiento murciano algún pequeño gesto a Bienvenido Santos Borrego. Un reconocimiento  del papel y funciones del que fue Diputado a las Cortes Generales entre 1933 y 1936 y el último alcalde de la II república española en Murcia, D. Bienvenido Santos Borrego, a la sazón, mi Bisabuelo, gestión por la cual nunca recibí respuesta oficial.

Posteriormente, ya en Septiembre de 2005, la concejala socialista Mª Dolores Abellón Martinez se puso en contacto conmigo para notificarme su intención de trasladar la solicitud presentada como punto de orden del día en el propio pleno del ayuntamiento, y asignar así una calle o Avenida de la ciudad a la memoria de D. Bienvenido Santos Borrego. Tras algunas gestiones y reuniones entre familiares del insigne Alcalde (hijos, nietos y bisnietos) y miembros de la corporación de entonces, incluso fugazmente pudimos cruzar unas palabras con el compromiso del Alcalde, quedó aprobado tal propuesta, según consta en el punto 2.3 del pleno de Noviembre del mismo año (adjunto en noticia anterior), tras la aprobación de la Medalla de Oro al Arzobispo de Zaragoza.

Fueron 4 años de espera para que el consistorio reconociese a quien gestionó la administración Local de la Ciudad en una de las épocas más complicadas y difíciles de su historia. Lo triste es que ahora, mediados 2008, ya van casi 3 años más, varias comisiones de estadística (que asigna y define sobre el plano la distribución de Nominaciones y calles), y varias llamadas de incredulidad por mi parte a concejales y gerentes del ayuntamiento para que ninguno me dé ni fechas ni resultados a la fecha real en la cual mi Bisabuelo tenga asignada una calle en la ciudad por la que dio su vida.

Y digo yo que el ayuntamiento, por muy de derechas que sea, sí podría haber incluido a un gran predecesor en sus 779 calles (50 en pleno Murcia) que ha asignado desde el 2003, aparte de “Jurados”, “Contadores” y Dentistas o en alguna de la 4000 placas que en estos últimos 5 años se han colocado. Parece ser que se ha quedado a medio camino, pues hay una dedicada a Alcaldes Murcianos, incumpliendo su propia palabra, su honradez y el respeto a su propio pasado. Ahí queda eso.

A Bienvenido Santos Borrego. Último alcalde de la República en la ciudad de Murcia.

A MI BISABUELO BIENVENIDO SANTOS

Me parece genial que renazcan historias gracias al impulso social de recuperar la memoria histórica. Y saber conocer la historia de cada uno de nosotros y de paso para reconocer y no repetir. En mi caso, allá a finales del 2002 y aprovechando las visitas a mi, entonces novia Murciana, registré en el ayuntamiento la solicitud de otorgar un vía (calle o avda) al que fuera el último alcalde Murciano de la II república, y a la sazón mi bisabuelo, Bienvenido Santos Borrego.
Tras dos instancias y 4 años, el grupo socialista (en concreto Mª Dolores Abellón), cogió el guante y pudimos incluir esa solicitud en el pleno de noviembre de 2005 (acta del pleno), tras una negociacion el PP aprobó asignar una calle a mi antepasado. Durante estos años he podido hablar de mi bisabuelo con sus hijos (herman@s de mi abuela), documentarme de cómo gestionó y gobernó Murcia en esos complicados años, su personalidad, e incluso de historias que no están recogidas por escrito, como sus acciones por salvar y proteger algunos valores culturales como los famosos pasos de los salcillos. Por desgracia, y tras más de dos años, todavía no se ha podido rendir ese merecido homenaje a esa ejemplar persona que fue Don Bienvenido Santos porque desde el consistorio murciano siguen sin asignarle esa prometida calle.